A veces las ideas más sencillas son las mejores. Toma un par de sandailas de color liso, agrega tres pares de tiras de colores diferentes y algunos anillos ‘fliplocker’ fáciles de usar y voila! y tres pares de zapatos por el precio de uno. 

Lee el artículo completo aquí